St. Michael Catholic Church

Tesoro

Tesoro

CORRESPONSABILIDAD DEL TESORO: Generosidad

El discipulado cristiano exige que pongamos a Cristo primero en todas las áreas de nuestras vidas, inclusive lo financiero.
¿Agradece a Dios su empleo? ¿Reconoce las bendiciones económicas que Dios le ha concedido? ¿Cómo se comprometerá a entregar
al Señor una parte de su ingreso? Al discernir el monto de su donación, recuerde que Dios nos pide de los primeros frutos, no de las
sobras. Pida la gracia de poner a Dios primero en sus finanzas.

En St. Michael, damos a Dios conforme al “diezmo” bíblico, que literalmente implica un 10% de la cosecha o el ingreso. ¿Por qué
calcular el importe de nuestro donativo como un porcentaje de nuestro ingreso?

Se sugiere que cada familia divida su diezmo como sigue:
5% a Dios en el ofertorio parroquial
1% a la diócesis
4% a otras obras caritativas
Si no puede contribuir con el diezmo bíblico, evalúe cuánto puede
entregar, y aumente 1% o 2% anualmente hasta alcanzar el 10%.

RÉTESE

Si entiende que debe aumentar su donativo, pero se le dificulta, pregúntese: “¿Cuánto gasto mensualmente en diversiones o
cenando fuera? Estos gastos, ¿reflejan la prioridad de Dios para mi vida?”

Guía a la Donación Católica